La Villa de El Toro exporta la calidad de su trufa a Alicante

Compartir

El alcalde alcanza un acuerdo con El Corte Inglés que permite a la localidad vender su producto estrella en toda la Comunitat Valenciana

La Villa de El Toro llevó ayer hasta Valencia el potencial de su oro negro. La trufa, que cultiva esta pequeña localidad de la comarca del Alto Palancia desde hace más de 70 años, inundó de sabor el GastroMercat de El Corte Inglés de Colón para deleitar a los asistentes con un plato de pollo, boletus y trufa negra. 

El alcalde de la Villa de El Toro, José Arenes, agradeció la presencia de decenas de personas que tuvieron la oportunidad de conocer de cerca un producto que gracias a la promoción que desde el Ayuntamiento de la Villa de El Toro se está ejerciendo puede ser adquirido ya en toda la Comunitat Valenciana.

Hemos llegado a un acuerdo que permite que nuestra trufa esté en la zona gourmet de El Corte Inglés y queremos agradecer profundamente esta disponibilidad absoluta que ha mostrado el centro comercial porque para nosotros es fundamental dar a conocer la riqueza de nuestra tierra”.

Arenes ha anunciado asimismo que mantiene conversaciones con El Corte Inglés para exportar a Murcia, a partir de próximo año, la excelencia de este hongo. “Si logramos alcanzar este acuerdo, la Villa de El Toro estaría presente en el centro comercial con este tesoro de kilómetro cero que es una absoluta explosión de sabores en el paladar”.

Desde el Ayuntamiento de la Villa de El Toro, Arenes ha manifestado su intención de apostar “de forma clara y rotunda por la puesta en valor de la riqueza de mi pueblo”. “Somos pequeños pero tenemos un potencial enorme. Solo hace falta darlo a conocer, explotarlo y compartirlo. Y en eso estamos empeñados porque la trufa es sinónimo de riqueza y vida. Cada acción que promovamos para reivindicar este poder es un espaldarazo directo en favor del bienestar y la calidad de vida que merece el interior”.

Noticias Relacionadas

Mercat Medieval a Vila-real

Vila-real celebra els dies 1,2 i 3 de març...