La Generalitat conecta la Vía Verde de Ojos Negros y la Vía Xurra con la de Teruel

Compartir

Las obras han consistido en la construcción de un nuevo tramo de 8 km de la Vía Verde de Ojos Negros entre Albalat dels Tarongers y Sagunt, y el tramo de conexión con la Vía Xurra, entre Sagunt y Puçol, de 7,4 kilómetros

La Generalitat ha puesto en servicio el último tramo de la Vía Verde de Ojos Negros y la conexión con la Vía Xurra que une las provincias de Valencia y Castellón con la de Teruel tras una inversión de 2.173.802 euros

Durante la inauguración del nuevo tramo ciclopeatonal que conecta las dos vías verdes, la consellera de Medio Ambiente Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, ha destacado la importancia de esta actuación que se ha extendido durante 17 meses. “La infraestructura genera un itinerario ciclopeatonal continuo de 107 kilómetros desde la ciudad de València hasta El Toro, lo que sumado al tramo aragonés con unos 92, supone un itinerario continuo que alcanzará los 200 kilómetros, el de mayor longitud de toda España”, ha señalado la titular de Infraestructuras.

Pradas ha manifestado que “la Generalitat seguirá apostando por estos proyectos que acercan a la ciudadanía nuestro medio natural”. Las vías verdes, además de ser una alternativa saludable de ocio y deporte, ponen en valor el patrimonio paisajístico que atraviesan y son un reclamo para un turismo verde que se relaciona con el medio ambiente, un instrumento más para ese desarrollo sostenible, respetuoso y compatible con nuestro territorio natural.

Las obras han consistido en la construcción de un nuevo tramo de 8 kilómetros de la Vía Verde de Ojos Negros entre Albalat dels Tarongers y Sagunt, y el tramo de conexión con la Vía Xurra, entre Sagunt y Puçol, de 7,4 kilómetros, lo que supone 15,4 kilómetros de nuevo itinerario ciclopeatonal.

De este modo, los trabajos se han centrado en rehabilitar los aproximadamente 2 kilómetros de la antigua plataforma ferroviaria que todavía se conservaban y darle continuidad adecuando los caminos existentes para este nuevo uso, reparando el pavimento, mejorando el drenaje y balizando donde ha sido necesario, además se ha dotado de señalización ciclopeatonal todo el tramo. También se han construido dos áreas de descanso a lo largo del itinerario equipadas con mesas, bancos y aparca bicicletas.

Tal y como ha informado la titular de Medio Ambiente, “el nuevo itinerario discurre en su práctica totalidad o por los restos de la antigua plataforma del ferrocarril de Sierra Menera, que prácticamente había desaparecido, o por caminos ya existentes”. En concreto, de la antigua plataforma únicamente se conservan dos tramos: uno de aproximadamente 1.165 metros, paralelo a la A-23 en el término municipal de Albalat dels Tarongers, que incluye en su recorrido un túnel, y otro en el término municipal de Sagunt de unos 1.300 metros. En el caso del ramal de conexión con la Vía Xurra, el itinerario se apoya sobre la vía pecuaria del Camí de Llíria, entre Sagunt y Puçol.

Las actuaciones de mayor relevancia han sido la construcción de una pasarela de estructura metálica-madera tipo arco atirantado de 30 metros de longitud y la adecuación del antiguo túnel ferroviario, ambos situados en el término de Albalat dels Tarongers. También se ha llevado a cabo la recuperación de un tramo del trazado original ferroviario en Sagunt. Las diferentes actuaciones han sido financiadas por la Unión Europea- Next Generation EU a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia.

Noticias Relacionadas

Sant Mateu vive este fin de semana el IX Mercado Medieval

Un mercado donde se pueden encontrar paradas de productos...

La playa de La Llosa

Acabamos el repaso de las playas de los municipios...