El Ayuntamiento de Canet lo Roig moderniza el entorno de la iglesia de San Miguel

Compartir

Se busca que el centro del pueblo tenga una misma estética para que sea atractivo no solo para los vecinos sino para los visitantes

Las obras de adecuación y renovación del entorno de la iglesia de San Miquel y murallas de Canet lo Roig están a punto de acabar. Una ambiciosa iniciativa que ha consistido en renovar de manera integral el casco urbano “para embellecerlo, hacerlo más accesible y dotarlo de una personalidad propia”, explicaba la alcaldesa, María Ángeles Pallarés, quien recordaba que “son obras similares a las que se han hecho en las plazas España y Nova”.

“El gobierno municipal ha tenido claro desde el primer minuto, que todas las obras proyectadas en la trama urbana, especialmente en el corazón de Canet lo Roig, tenían que tener una misma estética para que fuera atractivo no solo para las vecinas y vecinos del pueblo sino para los visitantes, porque consideramos que el turismo es un pilar también importante de la economía local como hemos podido comprobar este pasado fin de semana con Oleum, Jornadas del Aceite de Oliva y Cultura Gastro, que tendrán continuación los días 8 y 9 de junio”.

Unas obras que han contado con una subvención de la Generalitat Valenciana de 150.000 euros. El resto, hasta los 181.198,06 euros, que es a lo que asciende, será sufragada por el Ayuntamiento.

Pallarés se mostraba satisfecha por el balance “más que positivo que podemos hacer hasta ahora, en lo que se refiere al patrimonio de Canet lo Roig. Queda mucho para hacer, un ejemplo lo tenemos en la misma iglesia, pero entre todos, estamos recuperando elementos relevantes de nuestro patrimonio. Un ejemplo son las campanas, el retablo de San Miguel, que se presentaba este pasado domingo, el calvario, entre otras cosas, que junto con nuestros olivos milenarios hacen que Canet lo Roig sea una localidad atractiva para el visitante, especialmente”.

Buena participación

La alcaldesa no desaprovechaba la ocasión para destacar la buena participación que tuvieron las jornadas que arrancaban el sábado con varias ponencias y culminaban el domingo con una ruta por los campos de olivos del término municipal y la inauguración del retablo de San Miguel a la iglesia.

Pallares decía, “pensamos que la iniciativa ha sido muy buena para seguir poniendo en valor el rico patrimonio que tenemos cómo son los olivos. Desde el Ayuntamiento, ya estamos trabajando en el fin de semana del 8 y 9 de junio, que será mucho más lúdico con la presencia de grandes cocineros que nos deleitarán con platos que reafirmará la calidad de nuestro aceite de oliva, pero no faltarán las paradas con productos de proximidad y nuestras asociaciones que juegan siempre un papel muy importante en todo aquello que hacemos”.

Noticias Relacionadas

Sant Mateu vive este fin de semana el IX Mercado Medieval

Un mercado donde se pueden encontrar paradas de productos...

La playa de La Llosa

Acabamos el repaso de las playas de los municipios...