‘Cierra la puerta al intrusismo’, la campaña de ASHOTUR quemuestra las claves para disfrutar de unas vacaciones seguras

Compartir

Marina Montañés y Sonia Miralles, técnicas del Servicio Territorial, han destacado que en 2023 se ha registrado 1370 viviendas turísticas en Castellón

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón, ASHOTUR, ha desvelado por fin este jueves su campaña de concienciación y lucha frente a los apartamentos turísticos ilegales ‘Cierra la puerta alintrusismo’, una iniciativa disruptiva y de impacto que ha sido presentada en el CdT de Castelló y que se ha impulsado con la colaboración de Turisme Comunitat Valenciana. El acto también ha contado con una jornada informativa impartida Marina Montañés, Jefa del Servicio Territorial de Turismo Castellón, y Sonia Miralles, Técnica de Empresas Turísticas del Servicio Territorial de Castellón, quienes han explicado los detalles del proceso de registro de una vivienda turística de acuerdo a la norma autonómica.
La presentación ha comenzado con una intervención del vicepresidente de ASHOTUR, Luis Martí, que ha hecho un repaso a la evolución del intrusismo turístico en la Comunitat Valenciana y en Castellón. “En un principio la situación estaba totalmente descontrolada, no había ningún tipo de regulación y la ocupación era bastante alta. Poco a poco se fue relajando y con la entrada en vigor de la normativa la situación se ha ido encauzando. El problema en estos momentos es la competencia desleal e ilegítima que se genera entre las viviendas turísticas que sí cumplen los requisitos y están debidamente registradas y las que no, esta es la verdadera lucha de ASHOTUR. Nunca hemos hecho apología de un
alojamiento turístico frente a otro, del ‘hotelero’ frente al ‘apartamentero’, la problemática atañe al alojamiento legal frente al ilegal, ya que la irregularidad no solo está presente en los alojamientos, también se encuentra en campings, autocaravanas, en la hostelería etc.
Todo este nicho de fraude afecta a la oferta legalizada, al cliente, cuyos derechos quedan anulados automáticamente y por supuesto, también genera un impacto negativo en el destino turístico”, ha asegurado Luis Martí. Pablo García, creativo de SUMMUMSTUDIO, el estudio de diseño y comunicación
encargado de la campaña, ha explicado el concepto sobre el que se ha ideado ‘Cierra la puerta al intrusismo’. “A la hora de abordar este proyecto, queríamos generar unas piezas audiovisuales que fueran muy didácticas y sencillas. Por eso apostamos por un elemento cargado de simbolismo, una puerta; porque al cruzar el umbral de un apartamento podemos hacerlo de dos maneras, de una forma legal y segura, o de una forma ilegal e insegura”, ha asegurado.


Así, se creó una puerta, del mismo color Pantone que el distintivo identificativo que han de llevar los apartamentos, que se usó para los dos spots, uno dirigido al propietario o arrendador y otro al arrendatario o turista. En los últimos días se ha movido la puerta por diferentes puntos de Castelló para generar expectación previa al lanzamiento, hecho del que se han hecho eco medios de comunicación y creadores de contenido. Una campaña bidireccional, disruptiva y de impacto con la que se quiere crear conciencia en la ciudadanía y generar un hábito antes de ofrecer una vivienda como alojamiento o realizar una reserva.


En 2023 se han registrado 1370 viviendas turísticas en Castellón
La presentación ha proseguido con una jornada informativa a cargo de Marina Montañés, Jefa del Servicio Territorial de Turismo Castellón, y Sonia Miralles, Técnica de Empresas Turísticas del Servicio Territorial de Castellón, en la que han estado presentes responsables de empresas gestoras y propietarios. Montañés ha explicado que el registro de viviendas de uso turístico viene dado en el Decreto 10/2021 de 22 de enero del Consell y que solo se puede realizar de forma telemática. “La presentación online es una forma de profesionalizar el proceso y una vez entregada realizada la solicitud, en la que se han de cumplimentar todos los datos de la vivienda, y que ha de incluir también una declaración responsable y un informe de compatibilidad urbanística expedido por el Ayuntamiento, en el Servicio Territorial de Castellón lo validamos con bastante rapidez”.
La técnica también ha indicado que la normativa obliga a publicitar el número de inscripción a través del distintivo y que este se ha colocar de forma visible en la vivienda. Así mismo, ha destacado que la ‘legalización’ de la vivienda turística aporta también muchas garantías al usuario, ya que tendrá a su disposición una hoja de reclamaciones y además la devolución de la fianza está garantizada. En este sentido, ha destacado que en 2023 se han registrado 1370 viviendas turísticas en Castellón.
Por su parte, Sonia Miralles, Técnica de Empresas Turísticas del Servicio Territorial de Castellón, ha indicado que la batalla en el caso de las viviendas turísticas se libra en internet, ya que en los portales de alquileres vacacionales cuesta mucho de encontrar el número de registro y el titular. “La inspección no es puerta a puerta, transciende a la red, en la que hay que hacer una ardua tarea de investigación que no siempre es fructífera. En este caso, la colaboración ciudadana puede sernos de gran ayuda” y ha comentado que cuando se localiza a un propietario que no tiene inscrita su vivienda turística, se le hace
un requerimiento para legalizarlo, y en el caso de que no lo haga, la sanción puede llegar a los 100.000 euros.

Noticias Relacionadas

Vinaròs participa en el Foro de Trabajo de Saborea España

El encuentro sirvió para hacer un balance de las...

RH Hoteles repuebla montes en Teresa

RH Hoteles, cadena hotelera con más de 20 establecimientos...