Chefs Solidarios

Compartir

Hoy hablamos de solidaridad. Y es que recientemente he tenido la oportunidad de ser invitado a participar en dos eventos que tenían como fin ayudar a los más necesitados y por ello, quería en el día de hoy querido lector hacer esta reflexión, ¿forma parte del ADN de los cocineros esa predisposición a ayudar a los demás?

Son numerosas las acciones mediáticas y no tanto de nuestro colectivo con el fin de ayudar a quien lo necesite. Sin ir más lejos, en nuestra provincia realizamos hace pocos días una cena organizada por los miembros de Eurotoques Castellón para homenajear al bueno de Juan Roig de Alcossebre y en la que los beneficios de casi 5.000 euros se entregaron a la AECC de Castellón y donde 17 cocineros de Castellón pusieron toda su ilusión y se reunieron para ayudar.

Otro evento este en un ámbito más mediático por la notoriedad de los cocineros participantes, justo la semana pasada tuve el privilegio de participar en Santiago de Compostela del evento “Estrellas solidarias Camiño de Santiago”, donde los cocineros participantes reuníamos más de 40 estrellas Michelín entre todos y pudimos participar de un evento para recaudar fondos para la Asociación Galega Xindrome X Fragil y donde cocineros como los hermanos Torres, Martín Berasategui, Elena Arzac, Paco Roncero, entre otros no dudaron en hacer un hueco en su día a día para acudir a este evento solidario.

Pero para mi ha habido un momento en mi trayectoria profesional donde una acción solidaria me resultó impactante fue durante la pandemia, donde siendo alcaldesa Amparo Marco durante las semanas que estuvimos confinados más de 80 profesionales acudieron a mi llamada de ayuda para que en el CDT de Castellón que nos ofreció sus instalaciones y con un presupuesto del ayuntamiento de Castellón, decenas de cocineros, camareros, compañeros del mundo de la restauración nos conjuramos para ayudar a los que más estaban sufriendo en ese momento y sacamos adelante más de 68.000 platos que se repartieron en Castellón

La reflexión final es que la gente de la hostelería nos dedicamos a dar un servicio lo mejor posible a la gente, de ello vivimos, pero por ello también nos desvivimos. Siempre estamos y estaremos dispuestos a ayudar a los que día a día nos permiten, acudiendo a nuestras casas, poder salir adelante. Tenemos este afán natural de servir, no nos supone mayor esfuerzo, porque va en nuestro carácter, nos gusta agradar y conseguir aunque sea efímera, la felicidad de la gente que nos visita. Sepan que si nos necesitan siempre estaremos ahí.

Noticias Relacionadas

Sant Mateu vive este fin de semana el IX Mercado Medieval

Un mercado donde se pueden encontrar paradas de productos...

La playa de La Llosa

Acabamos el repaso de las playas de los municipios...