Castellfort quemó la primera hoguera de Sant Antoni de la comarca de Els Ports

Compartir

Castellfort ha celebrado el primer Sant Antoni de la comarca de Els Ports y uno de los primeros «santantonis de la provincia». Esta fiesta ha contado, por primera vez, con una organización integrada completamente por mujeres. Las mayoralesas han sido las encargadas de sacar adelante la coordinación de los actos con la colaboración de todo el pueblo. Desde el Ayuntamiento de Castellfort, el alcalde, Juan Manuel Segura, les ha agradecido su dedicación en nombre de todo el pueblo.

En la noche del sábado tuvo lugar la culminación de la fiesta con la cena en la Cofradía, la bendición de los animales frente a la iglesia parroquial, el reparto de la ‘coqueta’ rellena de confitura de calabaza y la apoteosis del fuego con la quema de la monumental hoguera. La jornada contó con la presencia de la presidenta de la Diputación de Castellón, Marta Barrachina, quien también estuvo acompañada por la vicepresidenta provincial, María Ángeles Pallarés y el diputado de bomberos,
David Vicente Segarra.

Todos ellos, junto a centenares de personas, y procedentes de otros municipios, contemplaron la espectacular quema de la hoguera, controlada en todo momento por los efectivos de bomberos presentes.

Antes de llegar al apoteosis festivo la jornada del sábado también fue de preparativos, ya que durante todo el día se trabajó en el el arrastre de los troncos y en el montaje de la hoguera en la plaza.



Mayoralía y colaboración

La mayoralía de Sant Antoni de Castellfort ha desarrollado un intenso trabajo para hacer posible el mantenimiento de la fiesta. Así, el día 6 de enero, con los Reyes Magos bien recientes, todo el pueblo se reunió en el local de la Cofradía para elaborar las «coquetas» que en Castellfort pesan medio kilo.

La masa, con una singular forma culminada por el ‘cordonet’ se rellena de confitura de calabaza y se cuece en el horno. Los pasteles van recubiertos de azúcar. Además de elaborar los pasteles los preparativos también se centran en el monte, donde los voluntarios, provistos de tractores y herramientas, cortan los troncos y leña necesaria para conformar la estructura de la hoguera y vestirla con la malea que se prende en la noche de Sant Antoni.

Noticias Relacionadas

Nuevas confirmaciones para el FIB 2024

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) anuncia una nueva...

Segorbe asistió a la feria Navartur de Pamplona

El pasado fin de semana, Segorbe expuso sus atractivos...

Mercat Medieval a Vila-real

Vila-real celebra els dies 1,2 i 3 de març...