La Vilavella pone en valor su castillo con una renovada iluminación

Compartir

La ruta de acceso es sencilla y hay un aparcamiento habilitado cerca, además, junto a las ruinas hay varios carteles explicativos para conocer la historia del castillo

El Ayuntamiento de La Vilavella está ultimando ya los trabajos que tiene en marcha desde finales del año pasado para renovar la iluminación del castillo. Se trata de unos trabajos muy esperados y que pudieron comenzar después de meses de trámites, al tratarse de un importante patrimonio histórico y con mucho valor para las vecinas y vecinos de La Vilavella.

Carmen Navarro, alcaldesa de La Vilavella, ha explicado que “las obras de iluminación avanzan a buen ritmo. Se trata de unos trabajos que permitirán lucir y poner en valor una infraestructura que forma parte del patrimonio histórico del municipio y que es muy apreciada por todo el pueblo”.

La demostración de que las obras se encuentran ya muy avanzadas es que la semana pasada ya comenzaron a realizarse las primeras pruebas de luces. De hecho, durante este fin de semana se ha acercado mucha gente interesada en comprobar la evolución de los trabajos para instalar la nueva iluminación.

La alcaldesa ha querido agradecer el trabajo y la buena predisposición mostrada no solo por los trabajadores en el Ayuntamiento, sino también en la Diputación de Castellón, la Dirección Territorial y la Dirección General de la Generalitat Valenciana. “Hemos trabajado intensamente durante estos últimos seis meses y al final hemos obtenido la recompensa para todos los habitantes del pueblo”, ha señalado Carmen Navarro.

Los restos actuales del castillo, declarado BIC, son el resultado de la evolución de sus espacios y estructuras a lo largo de siglos de ocupación, situando previsiblemente su origen en época neolítica. Ya existe constancia de actividad por restos cerámicos en la Edad del Bronce y posteriormente como asentamiento Ibérico. Más tarde fue ocupado en la época Islámica donde probablemente se constituyera el núcleo primigenio de la fortaleza en época califal.

Gran parte de las estructuras que actualmente conforman el castillo pertenecen a su época medieval de dominación cristiana, entre los siglos XIII y XIV, cuando es ampliado hasta alcanzar el trazado definitivo, tras su conquista por parte de Jaime I en 1238. En el año 1250 pasó a manos de la familia Montcada y posteriormente a los Centelles. A partir del siglo XV, comenzará una fase de abandono del conjunto monumental que acrecentaría la decadencia de su arquitectura, una vez perdida su función defensiva y de residencia de los señores.

La ubicación de este castillo ofrece unas vistas únicas de La Vilavella y los alrededores, pudiéndose ver la localidad de Nules o incluso divisar el mar y abarca una superficie de 7.000 metros cuadrados aproximadamente.

La ruta de acceso es sencilla y hay un aparcamiento habilitado cerca de donde comienza el sendero de acceso al castillo. Además, junto a las ruinas hay varios carteles explicativos para conocer la historia del castillo.

Noticias Relacionadas

El festival La Movida llega a Montanejos el 6 de julio

La Frontera y Los Inhumanos se suman al tributo...

Portell contará con una oficina de turismo

El Ayuntamiento de Portell invertirá 165.000 euros en la...

El Consell apuesta por potenciar el turismo deportivo en la Comunitat Valenciana

La consellera Nuria Montes ha inaugurado la jornada ‘Medios...