Peñíscola confecciona nuevas rutas con sabor a Patrimonio de la Humanidad

Compartir

Las áreas de turismo y medio ambiente han mantenido un nuevo encuentro con los representantes del club senderista de la localidad para afinar los circuitos y avanzar en la producción de la señalización de las rutas 

Peñíscola avanza en su propuesta de turismo activo, unas rutas turísticas diseñadas para disfrutar del entorno natural del municipio, en el Parque Natural de la Sierra de Irta y sus zonas de influencia, cuyo aliciente es conocer las construcciones de piedra en seco con las que cuentan los itinerarios.
Esta misma semana, las áreas de turismo y medio ambiente en el Ayuntamiento han mantenido un nuevo encuentro con los representantes del club senderista de la localidad para afinar los circuitos y avanzar en la producción de la señalización de las rutas.
El objetivo es disponer de los circuitos señalizados y practicables para el próximo verano.

Patrimonio Cultural Inmaterial

El arte de la piedra en seco es una técnica de construcción que consiste en apilar piedras sin utilizar ningún otro material para su unión.
Esta técnica se ha utilizado en todo el mundo y se ha convertido en una manifestación cultural internacional.
En 2018 la UNESCO declaró el arte de la piedra en seco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y esta técnica se ha utilizado durante siglos en muchas provincias de España.
Además de ser una forma de construcción sostenible, estas estructuras de piedra seca han dado forma a numerosos y diversos paisajes, creando distintos tipos de construcciones que permitían que se optimizarse. Los recursos naturales y humanos en cada localidad.

Las rutas

Tras la catalogación de la piedra en seco en todo el término municipal, el área de Turismo ha trabajado en el diseño de los itinerarios con la colaboración del área deportiva y la imprescindible colaboración del club excursionista de la ciudad, identificando los espacios de mayor valor patrimonial, diseñando su señalización e interpretación.
A partir de su catalogación, se ha trabajado en el diseño de los itinerarios de las rutas, concretamente en propuestas de distinto nivel de dificultad que unen los elementos constructivos de mayor singularidad de forma asequible para todos los públicos.
Una de las rutas incluye el Pebret, el Clot de Maig y el Barranc d’Irta; otro de los itinerarios propone la Cantera y el Barranc de Moles; otra propuesta nos lleva al Corral de Baltasar y la Basseta Groga, por ejemplo; el Coll d’en Berri el Pou del Moro y el Coll de Capitana forman parte de otra de las rutas, así como el trazado entre el Corral de Gamba, l’Escutxa y el Pla de la Basseta.
Esta semana se están realizando las rutas nuevamente, esta vez sobre el terreno junto a miembros del club excursionista local, para trazar las senderas y adecuar los caminos, así como establecer los puntos de salida, aparcamiento y señalización de los distintos elementos.

Las construcciones de piedra en seco

Los elementos constructivos que se podrán identificar en las distintas rutas van desde las barracas, casetas de «cabirons» «cocons», hornos de cal, cobijos y refugios, «corralisses» o pozos.

Noticias Relacionadas

Vinaròs participa en el Foro de Trabajo de Saborea España

El encuentro sirvió para hacer un balance de las...

RH Hoteles repuebla montes en Teresa

RH Hoteles, cadena hotelera con más de 20 establecimientos...